Carta del Director General

Hablar de Responsabilidad Social Corporativa es hablar de convicciones de empresa y, por lo tanto, de cada uno de los miembros que la componen, miembros cuyos comportamientos están íntimamente unidos a la ética en la forma de relacionarse con los diferentes “stakeholders”.

Pero para que la RSC de una organización sea creíble, debe ser capaz de transformar dichas convicciones éticas y formulaciones teóricas a acciones concretas y fundamentalmente tangibles en beneficio de la sociedad a la que servimos como tal organización.

Lo importante es, por lo tanto, ser capaces de plasmar iniciativas concretas en los ámbitos social, económico y ambiental que ayuden a lograr esos efectos positivos en la sociedad a la que debemos servir y beneficiar.

Desde ese punto de vista, Rawson BPO tiene claros comportamientos en cada uno de esos tres ámbitos de actuación y que afectan tanto a los propios accionistas y empleados como a los proveedores, administración pública y otros colectivos externos con los que nos relacionamos.

Nuestra principal vocación no es otra que contribuir, en la medida de nuestra dimensión y capacidades, por un lado, a generar empleo estable y motivador y, por otro, al desarrollo de iniciativas tecnológicas que ayuden a España y todos aquellos países en los que tenemos operaciones, a desarrollar una sociedad cada vez más justa, libre y equilibrada.

Nuestro acuerdo con la ONG Afanias, -empresa cuya vocación es la integración laboral de personas con discapacidad intelectual-, nos permite trabajar estrechamente con nuestros clientes para encontrar oportunidades de trabajo que permitan una inserción sostenible a personas cuya motivación y ganas de trabajar es siempre un ejemplo a seguir.

Desde el punto de vista económico, Rawson BPO tiene una clara política de reinversión de la mayor parte de los beneficios de nuestra actividad empresarial y que sirvan al propósito de crecer, mejorar nuestros procesos y servicios y de disponer de sistemas de gestión transparentes y abiertos que permiten, entre otras cosas, que nuestros clientes tengan información periódica, ratios de servicio y ratios económicos para una mejor relación empresarial con ellos.

Adicionalmente y dentro de esa vocación de trasladar principios a realidades, Rawson BPO ha firmado recientemente los diez principios del Pacto Mundial referente a los Derechos Humanos, los Derechos Laborales, el Medio Ambiente y la lucha contra la corrupción de Naciones Unidas (United Nations Global Compact).

Finalmente, y desde el punto de vista medioambiental, una de nuestras medidas clave es hacer de Rawson BPO una oficina sin papel. En la actualidad, funcionamos en un 80% de nuestros procesos como tal, siendo objetivo de la empresa alcanzar un 85%-90% para finales de 2018.

La Responsabilidad Social Corporativa es un activo más de Rawson BPO que forma parte de nuestro propio ADN y nos sirve de guía para interactuar, dentro de nuestro ecosistema de relaciones internas y externas, bajo principios de legalidad, ética, sostenibilidad de nuestro negocio y vocación de revertir los beneficios en el propio crecimiento de la empresa.

 

José Ramón Pérez

Director General